Rediseño del negocio: Cómo tener éxito en el mercado de la Economía Digital

diego/ diciembre 4, 2015/ Innovación, Negocios online/ 0 comentarios

La aparición, democratización e inserción de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de los ciudadanos de los países occidentales ha traído de la mano un cambio radical en las tendencias y los hábitos de consumo de los clientes.

Estos cambios en la manera de informarse, adquirir, consumir y comunicarse con las empresas, unido a las nuevas formas de negocio propias de la era tecnológica han supuesto lo que hoy conocemos como economía digital.

En ella, tanto las empresas de formato clásico como las nacidas propiamente en un ambiente 2.0 se enfrentan a un nuevo reto en el que la manera de llegar al cliente, la experiencia este, su fidelización y la manera de contactar de estos con su proveedor de productos o servicios ha supuesto un cambio radical, acercando la oferta a las necesidades del público objetivo drásticamente.

Por otro lado, los cambios en la estrategia interna de las empresas, también muy focalizadas en la fidelización de los empleados y en la mejora de la productividad empresarial -de la mano de trabajadores y tecnología- son dos pilares que se han reforzado en este nuevo paradigma empresarial que apenas está echando a andar y que está marcado por la globalización de la oferta, la demanda… y la competencia.

Sabedores de esta nueva realidad empresarial muchos empresarios, a tenor de los últimos estudios sobre el éxito de los negocios en la economía digital, han llegado a la conclusión de que para conseguir el liderazgo en el actual panorama es obligatorio un rediseño de los procesos de negocio, tanto a nivel interno, en la manera en la que los trabajadores de una empresa interactúan entre ellos, como a nivel externo, en la relación de estos con los clientes.

Para conseguir mejorar estos dos puntos es capital conseguir aumentar la implicación de los empleados en nuestro proyecto y, cuando esto suceda, en consecuencia, sus niveles de productividad, estableciendo así las pautas básicas para poder seguir siendo competitivos en esta era digital.

Uno de los caminos más cortos para conseguirlo es el que supone el acercamiento de la información empresarial, datos y dispositivos a los empleados, posibilitando que estos puedan, seguir con su actividad sea cuando sea y estén donde estén. Las nuevas aplicaciones empresariales surgidas de internet deben ayudar a facilitarlo, así como la colaboración entre departamentos.

De la misma manera la vieja línea vertical de atención al cliente que separaba a los empleados y a los consumidores, deberá acercarse a la horizontalidad, ampliando tanto los canales de información y venta como los mecanismos para ofrecer un feedback o facilitar el acercamiento de cualquier cuestión.

Así pues, aquellas empresas que sean capaces de rediseñar sus procesos y pongan al alcance de sus empleados nuevas posibilidades serán las que consigan, a través de su mayor implicación, atraer a nuevos clientes y mantener a los actuales.

En definitiva, aquellas empresas que vean el mundo digital como un aliado y lo canalicen como una oportunidad para mejorar y ampliar sus vías de comunicación internas, externas y de negocio, recogerán el impacto positivo en sus cuentas de resultados.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.