Factores clave para la innovación empresarial

diego/ Abril 15, 2016/ Innovación/ 0 comentarios

Toda empresa, independientemente de su actividad o tamaño, debe hacer suyo en algún grado el concepto de innovación. En un mundo cambiante, donde la competencia aparece a nivel internacional y donde los clientes, como consecuencia, se hacen mucho más exigentes a la hora de pagar un producto o servicio, la innovación en un factor que actúa como valor añadido, tal y como demuestran distintos estudios relacionados con los hábitos de los consumidores.

Partiendo por el principio, es interesante que partamos del concepto de innovación empresarial. Esto es no es otra cosa que la apuesta estratégica de una empresa por una mejora en su modelo de negocio a través de cambios en la organización, la producción o sus recursos tecnológicos destinados a conseguir una mejor eficiencia y una mejor posición en el heterogéneo mercado en el que nos encontramos.

Entre otras características, las empresas que son vanguardia en el capítulo de innovación son aquellas que se adaptan a una mayor velocidad a los distintos cambios que se producen en el mercado, aquellas que tardan menos tiempo en desarrollar nuevos productos o servicios y ponerlos al servicio de los clientes, aquellas con una visión de éxito largo placistas, aquellas que poseen un mayor grado de ambición en todos los campos o aquellas que consiguen generar un valor añadido a su oferta difícilmente igualable por parte de la competencia.

A modo de síntesis, toda estrategia de innovación empresarial busca dos objetivos comunes para toda marca que se adentra en este proceso: Por un lado ser capaces de aportar a la industria de la que forman parte algo nunca visto hasta la fecha y conseguir que sus productos o servicios sean entendidos por los consumidores como únicos para que así esto repercuta de manera directa en la cuenta de beneficios.

Sin embargo, aunque pueda parece a través de estas líneas que desarrollar una estrategia empresarial innovadora resulte sencillo, esto no lo es en absoluto, ya que exige de un gran esfuerzo y de un plan de negocio destinado a ello que afectará a todas las aristas de la empresa.

Aquellas empresas que estén dispuestas a someter a cambios importantes en busca de colocarse a la vanguardia en su sector, es decir, en busca de ofrecer ‘lo nuevo’ deberán tener en cuenta los siguientes puntos que, según muchos de los teóricos que han tratado este tema, se antoja capitales para conseguir una estrategia de innovación de éxito.

Claves para conseguir una estrategia de éxito

El primero de ellos es el que nos lleva a realizar un análisis exhaustivo de nuestro entorno. Es imprescindible analizar cuál es el estado de innovación de nuestro sector. Algo que realizaremos teniendo en cuenta dos variables como son el grado de innovación tecnológica de la competencia y cuál es la razón, estructural o económica, que les ha llevado a mantener el grado de innovación que presentan las empresas de mi sector.

Una vez lo sepamos, podremos sumergirnos en el inicio del plan de innovación tomando la dirección deseada y ajustándola a nuestras limitaciones técnicas o económicas.

Este primer punto nos lleva al segundo, el que nos lleva a los números ya que no sabremos de qué somos capaces en materia de innovación si no calculamos previamente cuál es el coste de la apuesta por una estrategia de este tipo. De esta forma deberemos examinar los posibles problemas que se puedan plantear durante esta nueva etapa anticipándonos a lo que puede suceder en el peor de los casos durante este tránsito.

Además, será capital ponerse manos a la obra en lo que supone la confección de un plan de venta a nivel interno, dentro de la empresa, de qué es, por qué se hace y cuáles son los beneficios que reportará esta estrategia de innovación consiguiendo así nuevos partidarios de esta estrategia.

innovacion

Mantener todo centralizado y aislado de lo que pueda suceder a nuestro alrededor no siempre es la mejor opción, por lo que abrirse a escuchar opiniones externas de voces contrastadas mientras nos adentramos en nuestra estrategia de innovación es uno de los puntos que más cuestan a los empresarios y que más alegrías acaban reportando a largo plazo.

Es por eso que casi todas las grandes empresas que han apostado por la innovación han contado con una unidad de información externa que tiene como premisa la asunción de que, más allá de nuestro equipo de trabajo, hay personas con mucha experiencia y muy preparadas que nos pueden ayudar a innovar en nuestra empresa. Además, adentrarse en caminos desconocidos nos puede ayudar a abandonar la zona de confort y explorar vías alternativas que nos conduzcan al éxito.

Otro de los factores más importantes en esta estrategia, y que es evidente per se, es el que nos lleva a crear el mejor equipo posible para estar al frente de esta estrategia. Una vez está desarrollado y puesto en negro sobre blanco todo lo anterior, es el turno de configurar un equipo de trabajo que dedique todos sus esfuerzos a ejecutarlo en busca de nuestros objetivos.

Poniéndolos en el mejor de los casos, es decir, que todos estos puntos se hayan desarrollado a la perfección y estemos ejecutando una estrategia de innovación impoluta, no debemos olvidar que estos cambios tienen una consecuencia directa tanto en nuestros proveedores como en nuestros clientes. Es por eso que en cada paso que demos en busca de esta mejora de la empresa se debe tener en cuenta con quién contamos y para quién trabajamos para asegurarnos de esta manera de que la estrategia de innovación ha sido la mejor opción para el presente y el futuro de la empresa.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.