Consejos básicos a la hora de empezar con un negocio

diego/ Enero 2, 2017/ Emprendimiento, Negocios online, Startups/ 0 comentarios

Igual que nadie nace sabiendo cómo se es padre, nadie nace sabiendo cómo emprender, o dicho de otra manera, ser padre de una idea de negocio o de una empresa a la que deberemos mimar, estar encima y encauzar cada vez que sea necesario para llegar al éxito. Eso sí, cada cosa tiene su paso, y primero, antes de enseñarle a hablar, tendremos que enseñarle a andar.

Algo que trasladado a una empresa supone dotar de todos los elementos necesarios para que esta dé sus primeros pasos, y eso significa un plan de empresa en el que se definan los objetivos de manera clara, y en el que los números, el equipo, y los pasos a dar en tiempo y forman estén en negro sobre blanco.

Anclado a este punto, y en el mismo punto de partida, irá el tema de la financiación. No hay empresa que antes de abrir no se conviertan en un lugar en el que ir depositando dinero sin que haya nada de retorno hasta que está puesta en marcha. Algo que en muchos casos requiere de financiación externa y que deberemos calibrar de manera realista y después de cercionarnos que nuestro plan lo es.

Una vez tenemos esto más que claro, deberemos no sólo repasar lo que pone en nuestro plan para actualizarlo en materia de inversión gastos, o reparto de funciones, sino también en otros como los propios cambios que va realizando nuestra competencia, analizando pormenorizadamente los cambios de nuestro sector y de las empresas que hacen cosas similares a lo que nosotros vamos a llevar a cabo. Cuáles son sus aciertos, cuáles son sus fallos, y qué podemos nosotros aportar a las necesidades de sus clientes, que deseamos convertir en nuestros.

Contar con un equipo formado y con el que se tiene confianza plena es capital para que una empresa pase de ser un éxito sobre el papel a serlo una vez todo está lanzado. Es mejor invertir más en pocos profesionales pero muy buenos, que no en muchos en los que podamos tener alguna duda. Además, debemos estar encima de la formación y actualización de estos y de las rutinas productivas que debemos llevar a cabo para satisfacer al máximo a nuestros clientes.

Invertir en marketing, más importante que nunca

Otro capítulo en el que hay poner muchísima atención es el que hace referencia al marketing online. Hoy en día, cualquier especialistas en startups te diría lo mismo si tienes cien mil euros para invertir en una App novedosa que apunta a ‘romperla’. Mete 20.000 en ella, y dedica 80.000 a hacer marketing del bueno y verás cómo ves crecer a la criatura en cuestión de tiempo.

De nada sirve una gran idea si no somos capaces de ‘escalarla’ y de hacerla llegar a todos los posibles clientes de cualquier parte a los que venderles. Montar un nuevo negocio que es sinónimo de éxito es una hazaña y nuestros objetivos deben ser posibles de cumplir, poco a poco, y con paso firme. El resto llegará si le echamos tiempo y nos rodeamos de los profesionales necesarios para ello. Esa puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.