Tipos de préstamos y créditos

diego/ octubre 7, 2019/ Emprendimiento/ 0 comentarios

Raro es que, si no hemos echado ya mano alguna vez de un préstamos, no lo vayamos a tener que hacer en el futuro para poder sufragar alguna inversión o correr con una serie de gastos que no podemos afrontar con la liquidez de la que disponemos.

Tanto si eres un usuario habitual de los créditos como si estás pensando en pedir uno por primera vez, te recopilamos los tipos de préstamos más habituales que existen y a los que puedes recurrir si cumples con los requisitos de las entidades financieras que los prestan.

Tipos de préstamos más habituales

Los préstamos hipotecarios

El préstamo por excelencia es aquel al que se recurre para adquirir un inmueble que, en la mayor parte de los casos, es una vivienda. Este tipo de crédito va asociado a una garantía hipotecaria que coincide con la propiedad que se va a adquirir.

Si bien los contratos para conseguir créditos hipotecarios varían en función de la entidad a la que nos acercamos, lo cierto es que lo habitual es que, cuando se incurre en una serie de impagos, el prestamista ejecuta su derecho a quedarse en propiedad el inmueble del moroso.

Préstamos de respuesta inmediata

También conocidos como micropréstamos son aquellos a los que se recurre cuando se necesita una relativamente pequeña cantidad de dinero de manera inmediata. Los intereses de este tipo de préstamos suelen ser más altos que el resto y, a cambio, eso sí, apenas se le exigen trámites burocráticos hasta conocer la respuesta final sobre si se conoce o no por parte de la entidad que lo oferta.

En este caso, dado que no hay ninguna garantía hipotecaria, la manera de cobrarse los impagos es a través de penalizaciones en forma de intereses que, eso sí, están limitados a un máximo. Para conocer los más flexibles, rápidos e interesantes, nada mejor que echar un vistazo a un comparador de préstamos y créditos.

Préstamos para reformas

Otros de los más socorridos son los créditos para realizar reformas en una vivienda. Es habitual que, para recibir la cantidad solicitada, se pida una factora proforma de la constructora. En caso de impago el moroso deberá correr con intereses y estará sujeto a otras penalizaciones que variarán en función de la entidad que le preste el dinero, pudiendo afectar también a su patrimonio.

Préstamos para la compra de un automóvil

Son los préstamos que se piden para pagar la entrada de un automóvil, ya sea nuevo o usado. Es habitual que las entidades especializadas en este tipo de créditos ofrezcan condiciones más interesantes que el concesionario, por lo que se recomienda ojear bien antes de aceptar la propuesta del vendedor del vehículo. Es normal que se utilice el coche como garantía de préstamo.

Préstamos para estudios

Cursar una carrera o un máster no está al alcance de todas las familias, por lo que muchas deciden pedir un préstamos a la espera de que, en el futuro, el estudiante pueda pagar con sus ingresos la cantidad percibida del prestamista. Suelen tener unos de los intereses más bajos y es posible devolverlos una vez finalizados los estudios.

(Visitado 9 veces, 1 visitados hoy)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.