buzoneo en madrid

Un canal de promoción desconocido y con potencial

Hay gente que se dedica casi profesionalmente a decir que esto o aquello está muerto. Si pensamos en el mundo del márketing y la promoción, uno de esos que a día de hoy parecen muertos es el buzoneo. ¿Piensas así? Entonces este artículo va para ti.

Puede que pienses que el buzoneo y el reparto de publicidad no son efectivos, que están desfasados debido a que se basan en el papel. Quizás pensarás que todo lo que tiene que ver con redes sociales, emails, banners y la promoción en redes sociales es lo último y definitivo para ganar en la guerra publicitaria.

¿Sabes qué? La gente disfruta del correo físico, de algo tangible. En esta era, donde tener una cuenta de mail y un smartphone implica recibir montañas de emails que sólo suman estrés y agobio en muchas ocasiones, algo tangible, físico, real y palpable se ve… como un detalle. Como la novedad, la sorpresa.

Recibimos emails en todas partes, hasta en el cuarto de baño. Nos recuerdan nuestro trabajo, nuestras obligaciones y rutinas y horarios, nuestras suscripciones que no recordamos haber aceptado, o la publicidad “informativa” que te dice poco porque no tienes tiempo de escuchar algo viéndolo en pantalla.

Algo físico, sea una carta, un folleto, un flyer o un catálogo, implican casi un esfuerzo, un querer de verdad acercarse a las necesidades del cliente. ¿Sabes que me dieron hoy en la calle? Un calendario de bolsillo con la publicidad de una gasolinera cerca de mi casa. Puede parecer una nimiedad, pero ya me han arreglado dos cuestiones: tener siempre a mano un calendario, y un recordatorio de dónde dispongo de una gasolinera cerca.

Y con esto te quiero revelar otra clave del buzoneo: se cuela en nuestras mentes, se hacen necesarios. Porque es un ritual que se hace en casa cuando se tiene tiempo, de forma tranquila, y sin sentirlo como algo intrusivo, o peor aún, urgente. Puede ser que al ver un folleto de algún servicio, recordemos aquella compra o arreglo que hacía tiempo que habíamos dejado pendiente. Esa es la tercera clave del buzoneo: no molesta, no satura, y cuando llega a nosotros, crea oportunidades, recuerda necesidades.

Cuando se trata de adquirir productos con un coste elevado, nos tomamos las cosas con más calma, estudiamos las opciones, vemos ventajas, y buscamos posibles descuentos ofertas. Un folleto o un catálogo fijan en la mente del consumidor qué producto desea, su nombre y precio, y se cuela en su orden de compra sin apenas oponer resistencia. ¿Por qué? Por dos motivos: son útiles… y no nos saturan. Yo no tengo en mi casa 20 calendarios de bolsillo, ni 20 catálogos; pero es que aunque así fuera, tendrían su sitio, y seguiría estando menos saturado que mi email, o el muro de mi red social favorita.

Hay un aspecto que suele verse de forma negativa en el buzoneo, y es su carácter masivo… demasiado masivo a veces. Hoy en día disponemos de herramientas de análisis de datos que nos permiten segmentar en función de diversas variables (sociales, económicas y geográficas). Los datos que obtenemos de nuestra campaña de reparto y distribución de publicidad pueden ser analizados, y obtener un contexto global que nos permita en el futuro hacer campañas personalizadas; que se dirijan a un buyer persona fijado con precisión gracias a datos como nivel económico, social y cultural, preferencias de compra, o por épocas del año. Todo, para obtener números más altos de impactos y de conversión de nuevos clientes.

Porque dentro de la personalización, entra no sólo la segmentación o saber dirigirse a cada cliente concreto: también en formas, colores, maquetación, formatos. Disponemos de flyers, acciones de sampling para dar a conocer nuevos productos en la calle, tarjetas de fidelización, cupones canjeables o folletos con descuentos recortables. Todo ello combinable con acciones en la red, empleo de códigos QR´s, direcciones en el folleto que nos lleven a una landing page, subir una foto con el adhesivo publicitario o el folleto a una red social. Podemos hacer de todo, porque como decía uno, el papel lo aguanta todo.

¿Sabes dónde gana el buzoneo hoy en día? En el seguimiento de la campaña, su penetración en el target objetivo. Una empresa como Ebuzoneo ha de saber en todo momento cómo transcurre la campaña, posibles incidencias, zonas del reparto, porcentaje logrado del reparto, número de buzones cubiertos; datos que aporten certezas, que afilen futuras campañas, y que nos ayuden a llegar a una audiencia de consumidores cada vez con más canales para que les llegue la publicidad, pero también cada vez más saturada.

Te interesará el buzoneo si:

  • Quieres un canal no saturado.
  • Una herramienta que permita adoptar mil formas, colores, mensajes claros, que puede llegar a donde no llegan redes sociales ni la televisión.
  • Llegar con más certeza a cada hogar.
  • Obtener un seguimiento más preciso de cada campaña de promoción, a quién llega, quién consume tu promoción.